1. No le des la espalda a un colchón viejo.

    Cuelga un colchón de muelles en la pared y tendrás un tablero gigante para colgar notas y artículos de uso diario. Limpia el óxido del colchón con un cepillo de alambre. Coloca una tela de color claro para decorar y conseguir una apariencia vintage. Por último, termina de colocar pinzas de la ropa y perchas para colgar aquello que necesites.


    Cómo decorar con un colchón viejo

  2.  Una escalera a modo de estantería.

    Si piensas que una escalera no tiene funcionalidad decorativa te equivocas. En la fotografía podemos ver como una escalera vieja es capaz de iluminar cualquier rincón de la casa. Además, si la colocamos junto a cuadros blancos, dotará a la habitación de un aspecto clásico que recuerda a una casa de campo.

    Una escalera a modo de estantería

  3. Cómoda para niños jueguetones.

    Si no te gusta el aspecto de tu vieja cómoda puedes renovarla pintándola con de color brillante y darle a la habitación de los niños un aspecto más vivo y lúdico. La cómoda permitirá a los niños usar su imaginación al dibujar o escribir lo que quieran sobre ella. 

    Cómoda para niños jueguetones.

  4. Reciclar en la oficina

    Aunque no lo parezca, esta oficina está llena de objetos reciclados. Las patas de la mesa están formadas por caballetes. Unos pallets de madera funciona a modo de tablero. Y una vieja escalera sirve como estructura de la mesa. Termina de decorar la estantería con objetos vintage, darán a la oficina un aspecto más rústico.


    Reciclar en la oficina

  5. Cambia la cara a la chimenea.

    Al remodelar una habitación, muchas veces acabas con objetos que no sabes donde guardarlos. Pues bien, puedes utilizar la puerta antigua del armario para decorar la repisa de una chimenea. Tal y como vemos en la imágen, la puerta del armario se ha pintado de un color grisaceo, coincidiendo con el esquema del color de la habitación, y se ha colocado sobre la repisa de la chimenea. Remata su aspecto colocando velas y un plato decorativo a su alrededor.


    Cambia la cara a la chimenea.

  6. Una lata que decora y almacena.

    Convierte una vieja lata de té en un elegante bote para almacenar objetos. Tan sólo aplica una mano de imprimación y dos capas de pintura de pizarra sobre la superficie de la lata de té. Escribe sobre ella con tiza para etiquetar el contenido de su interior. 


    Una lata que decora y almacena.

  7. Una antigüedad práctica.

    Un mueble antiguo sin uso puede volver a ser muy útil con un poco de creatividad. Este aparador llevaba guardado en un taller de madera durante años. Con un poco de pintura, puedes convertirlo en un práctico escritorio de oficina. El color blanco del aparador sobre fondo negro, lo convierten en el punto focal de la habitación. Sus cajones permiten almacenar un gran volúmen de objetos, y su tamaño ofrece gran cantidad de espacio para colocar equipos ofimáticos. Termina de decorar el aparador colgando cuadros sobre la pared.


    Una antigüedad práctica.

  8. Dar vida a los muebles dañados.

    Los muebles dañados no tienen por qué ser desechado. Puedes ocultar sus imperfecciones. En este caso hemos utilizado hojas de partitura viejas para renovar un tocador. La habitación goza de un aspecto elegante. Otros artículos que puedes utilizar para ocultar las imperfecciones de un mueble son mapas, páginas de libros, cartas y postales. Da una nueva dimensión y estilo a la habitación.


    Dar vida a los muebles dañados.

  9. Un cabecero no sólo sirve para la cama.

    A un cabecero de época se le puede dar una nueva vida convirtiéndolo en un colgador. Pinta el cabecero del color que quieras y cuelga ganchos sobre el. Transforma el cabecero en un toallero o en un perchero para los huéspedes. También, puedes utilizarlo para colgar las llaves u otros objetos de uso diario.


    Un cabecero no sólo sirve para la cama.

  10. Decorar con colores vivos.

    A veces, una nueva capa de pintura es todo lo necesario para dar vida a un espacio. En esta ocasión, hemos pintado esta mesa con un color azul intenso muy llamativo. Que provoca un estallido inesperado de color, creando un contraste divertido sobre una decoración tradicional. Su color vivo convierte a la mesa en el punto focal de la habitación.


    Decorar con colores vivos.

  11. ¿Cansado del mismo estilo?.

    Incluso los elementos más pequeños y anticuados pueden ser reutilizados con un poco de amor. Hemos renovado el aspecto de este marco de madera utilizando papel de aluminio, barniz y un spray de poliuretano. El acabado en oro da al marco un aspecto contemporáneo y elegante. Puedes colocarle un trozo de pizarra y dibujar algo que vaya en consonancia con la habitación.


    Decorar con colores vivos.

 

Como hemos podido comprobar, podemos dar una nueva imágen a cualquier rincón de la casa haciendo uso de muebles viejos. La próxima vez que quieras tirar a la basura muebles inservibles, acuérdate de que puedes estar tirando un auténtico tesoro capaz de darle vida y color a tu casa.

Fuente: hgtv.com