ideas para iluminar el dormitorio. Luz & Ambiente

La iluminación del dormitorio puede afectar a nuestra salud, por ello, es importante iluminarlo adecuadamente. Este espacio está destinado para nuestro descanso y debemos de tener esto en cuanta a la hora de colocar luz artificial.

1. No situar un único punto de luz sobre la cama.

El error más usual es colocar un único punto de luz sobre la cama. Sustitúyelo por una lámpara de pie que te permita dirijir la luz hacia el techo. De esta manera, la luz será más cálida y no cegará tanto, consiguiendo rincones más acogedores y personales.

2. Aspecto romántico.

Usa plafones de luz indirecta sobre las mesillas de noche para conseguir un aspecto más romántico. También, puedes usar velas para obtener efectos parecidos.

3. ¿Problemas de espacio?.

Si en tu habitación tienes el espacio limitado soluciona este problema con un aplique de brazo articulado y pantalla orientable. Las características de este tipo de lámpara te permitirá situarla tanto en la pared del cabecero y cerca de la cama. Leerás sin forzar la vista.

4. Luz para el estado de ánimo.

Una iluminación tenue-suave es la opción más recomendable. Es idónea para el descanso. No tengas demasiadas luces. Es preferible disponer de luces suaves que lámparas de dormitorio.

5. Iluminar la zona del televisor.

Dispón de una luz suave mientras tengas encendida la televisión. No apagues todas la luces, pues el contrastes del brillo de la pantalla con la oscuridad puede resultar dañino para los ojos.

6. Iluminación general.

Para la iluminación general del dormitorio se debe usar puntos de luz de 20 vatios por cada metro cuadrado de espacio como mínimo.

7. Habitación infantil.

La luz más apropiada para el cuarto del niño es la luz natural. Para poder aprovecharla al máximo, debemos colocar cortinas translúcidas y ligeras para suavizar la entrada directa de la luz del sol.

Respecto a la luz artificial. Lo idóneo es colocar lámparas que el niño no pueda alcanzar, como son los apliques, lámparas colgantes, etc. Te aconsejamos que ubiques una lámpara colgante en el centro del techo a una altura suficiente para que no pueda ser alcanzada por el niño desde una silla o la cama.